La adoración universal

El autor(a) Pastor Marcelo Solis, Graduado en la Universidad de Costa Rica.

Categoría: Sermones y Bosquejos

Introducción

Comprendemos mediante el estudio de las Sagradas Escrituras que Dios es el Creador de todo cuanto existe, y además es el Sustentador de todas las cosas.

Cuando el hombre cayó en el pecado, él hizo provisión para redimirlo mediante la sangre preciosa e inmaculada de su Hijo Unigénito, Cristo Jesús. De esta forma, él es también nuestro Redentor, y además, su gran anhelo es tenernos con sigo mismo en sus mansiones celestiales en una condición feliz e inmortal. El es nuestro glorificador, por esto y por mucho más, la adoración se debe sólo a él. ¡Alabado sea el nombre de nuestro buen Dios!

Sin embargo, no todos estamos dispuestos a adorarle, puesto que el corazón del hombre se ha constituido idolátricamente en un corazón muy egoísta; se ha adjudicado una autoadoración, y con mayor frecuencia se ha adorado al dios de este siglo de diversas formas.

Pero cabe mencionar que vendrá el tiempo cuado la verdadera adoración al único y soberano Dios será universal. No me refiero a que toda la humanidad se inclinará a Dios para adorarle, sino, esto es a los redimidos, porque los demás serán raídos de la tierra de los vivientes, y junto con el gran enemigo de Dios dejarán de ser para siempre.

Desarrollo

I. Adoración angelical

Hablando sobre la alabanza celestial, observe usted la forma reverencial y aguda de la adoración de los ángeles de Dios ante su trono celestial: Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos, y su número era millones de millones, que decían a gran voz: "El Cordero fue inmolado, es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza" (Apocalipsis 5:11,12).

  1. También todos los habitantes del cielo adoran al Señor (Apocalipsis 4,5).

  2. Se adora a Dios el Padre y también a su Hijo Jesucristo, así que Jesús es Dios.

  3. Cristo se presenta bajo la figura de un Cordero.

  4. Así que la razón de la alabanza es por su sacrificio expiatorio.

  5. Podemos decir que esta alabanza es salvadora, porque señala la cruz.

II. Adoración de todo lo creado

Nuevamente el vidente de Patmos repite una escena de adoración, pero esta vez no es sólo de los ángeles, o de los cuatro seres vivientes o de los veinticuatro ancianos, sino que aquí incluyen una adoración universal; todo el universo adora a Dios, aún los seres de los mundos no caídos.

"Y oí a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sean la alabanza, la honra, la gloria y el poder por los siglos de los siglos" (versículo 13).
Observe usted que:

  1. La alabanza es universal.

  2. Dios el Padre y el Cordero son el centro de toda la adoración.

  3. Cristo sigue aquí bajo la figura del Cordero, a lo que podemos decir que la razón de la adoración es el haber redimido a la humanidad.

  4. Puede decirse que estos adoradores son los redimidos por la sangre preciosa del Cordero de Dios, y de los demás habitantes de los otros mundos no caídos en el pecado, por la maravilla del gran plan de salvación, lo cual será una ciencia de estudio por la eternidad. ¡Alabado sea nuestro amante Salvador!

III. Los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos

También siguen la escena de la adoración. Utilizan la palabra griega "Amén" para corroborar de esta forma la razón de la adoración universal al Creador, el Padre y a Jesucristo, nuestro gran Salvador.

  1. Los 4 seres vivientes dijeron "Amén".

  2. Los 24 ancianos reaccionan en su acto de adoración "al que vive por los siglos" (versículo 14).

  3. Observe usted que los 24 ancianos para adorar al Dios viviente se postraron sobre sus rostros en gesto de reverencia, respeto y santidad.

Conclusión

Es por la obra redentora del Señor Jesucristo que el corazón de los redimidos se desbordará en adoración al Cordero de Dios "que quita el pecado del mundo". Por tanto, si queremos llegar a ser verdaderos adoradores debemos tener la experiencia misma de la salvación y renovación de nuestras vidas mediante la gracia redentora del Señor Jesucristo: "Su sangre nos limpia de todo pecado".

Por otro lado, debemos estar conscientes que la adoración es sólo a Dios y al Cordero de Dios mediante el Espíritu Santo. Adoremos con el espíritu, pero también con el entendimiento. El ángel dijo al profeta: "Adora a Dios" (Apocalipsis 19:10; 22:9).

Así como los seres celestiales adoran al Señor con toda reverencia delante de su santa presencia en el cielo, el remanente de Dios, en la tierra debe aprender a adorar a Dios con reverencia y amor. Los 24 ancianos se postran sobre sus rostros para adorarle, ojalá que nosotros no seamos descuidados en nuestra forma de adorar a nuestro Dios. Optemos, pues, una postura de reverencia y adoración a nuestro Señor.

¿Quién en esta oportunidad quiere hacer sacrificio voluntario de alabanza a nuestro Dios?

Devoción

Logo Escuela SabáticaLecciones de la Escuela Sabática

Estudie la palabra de Dios a través de las Guías o lecciones de la Escuela Sabática.


Devoción Matutina

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; Efesios 5:3.


Libros de Lecturas Devocionales

- A Fin de Conocerle. Hoy con la lectura La verdad como centinela divino basada en 1 Timoteo 4:12.

- Cada día con Dios. Hoy con la lectura La importancia del trabajo manual basada en 1 Tesalonicenses 2:9.


Club de Oración

Envíe su Pedido de Oración, sus peticiones serán tratadas de una forma confidencial.

Principal | Nosotros | Noticias | Recursos | Descargas | Devoción | Directorios

Iglesia Adventista del Séptimo Día de Santa Clara
Primer Sitio Cubano al Servicio de Cristo
©2002-2024
Contáctenos: iasdsantaclara@yahoo.es

Patrocinadores:
Ministerio PedrAngular
Craig Pettersen